Constelaciones Familiares

Arbol_amor“Hay que ser uno mismo y, para eso, hay que saber quienes somos y de donde venimos” Vincent de Gaulejac

Los conflictos no resueltos en el sistema de familia traen rabias, tristezas, decepciones, vergüenzas y exclusiones, produciendo un desequilibrio en los órdenes del amor de la familia.

Las Constelaciones Familiares fueron creadas por el alemán Bert Hellinger en los años ’80. Este trabajo busca reestablecer los órdenes del amor en un sistema de familia, mediante el reconocimiento de lealtades invisibles que nos atan el alma y conllevan a comportamientos y conductas inconscientes.

Durante la terapia con Constelaciones se mira lo que fue, tal como fue, y lo que es, tal como es, permitiendo reconocer si estamos mirando hacia atrás.

La buena conciencia y la mala conciencia

Se tiene una buena conciencia cuando se hace IGUAL a la familia de origen. Este comportamiento le da al individuo un sentido de PERTENENCIA. Por el contrario, se tiene una mala conciencia cuando se hace DIFERENTE al sistema de familia. En este caso, se tiene un sentido de NO PERTENENCIA que conlleva a la exclusión.

En un sistema de familia, todos los miembros tienen derecho a pertenecer. Por ello, cuando un miembro es excluido por hacerlo diferente al resto (mala conciencia) o por haber cometido actos rechazados por su familia, este miembro tiende a ser EXCLUIDO de este sistema. Además, estos actos tienden a ser olvidados y callados por la familia. Por lo tanto, las generaciones siguientes llevan estos secretos impresos en su consciencia familiar, sin saberlo. De allí que surgen las lealtades invisibles, cuando un miembro de estas generaciones más jóvenes está mirando hacia el excluido o hacia las cosas no dichas. Este miembro se “sacrifica” por el sistema, para mostrar lo que no ha sido incluido en el corazón del resto de la familia.

“Cuando reconozco y observo mi buena conciencia, puedo comenzar a mirar mi posibilidad de hacerlo DIFERENTE”

Los órdenes del amor

Existen algunos preceptos fundamentales sobre los cuales se basan las constelaciones familiares, llamados por Bert Hellinger los “órdenes del amor”, que son:

1.- El sistema no acepta espacios vacíos

2.- El que llega primero tiene más jerarquía

3.- Para formar un nuevo sistema, necesito abandonar el anterior

4.- La compensación: Necesidad de balance entre el dar y el recibir

¿Qué significa constelar?

Significa representar la familia de un individuo para que éste mire, observe y tome conciencia de lo que ha sucedido y sucede en su sistema de familia. La constelación puede realizarse en talleres grupales o de forma individual. En ambos casos, la persona define el tema que desea constelar: “La relación con mi madre”, “El conflicto con mi pareja”, “La falta de prosperidad en mi negocio”, etc. En función de ello, se toman representaciones de cada uno de los miembros del sistema familiar involucrados en el conflicto. Estas representaciones pueden ser otras personas (talleres grupales) o figuras humanas a escala (terapia individual). La persona constelada sitúa en el espacio a cada involucrado en el lugar que desee.

Los sentimientos que sobrevienen permiten al terapeuta mostrar a la persona constelada los posibles conflictos subyacentes, brindándole una herramienta para tomar decisiones que conlleven a la solución de la situación.